lunes, 24 de enero de 2011

atadas a esos ojos azules

Sigues sin enterme. Pensaba que podías saber como me sentía y como me siento ahora mismo. Pero parece que no. Porque me siento sin fuerzas, fuera de la nada, sin ganas de moverme fuera de ti, porque sé que tienes tus ojos puestos en mi. Y es que tu no sabes como me siento, no sabes lo que es sentirse tan vigilada, de cada paso que doy de cada milimetro si no es contigo. Siento que esta relación es un agobio continuo, que nunca acaba. Discusión tras discusión. ¿Pero de qué hablas?, otra vez, lo mismo, me cansas, me agotas, me dejas sin aire.
Y poder recordar esos momentos en los que me hacias tan feliz, que hacias no me acordara de aquel pasado que no me soltaba de ninguna de las partes de mi cuerpo, que solo soltaba lágrimas, y me tenía atada. Hasta que llegastes. Y así me siento otra vez, atada. Pero a unos ojos diferentes.

1 comentario:

  1. Mi niña, tienes un regalito en mi blog. Espero que te guste!

    ResponderEliminar

Sonrisa.